La contaminación medioambiental se ha convertido en una preocupación global debido al rápido crecimiento de la industrialización, urbanización y el desarrollo de la agricultura moderna. La explotación de los recursos naturales para satisfacer las necesidades y deseos del ser humanos, han dado como resultado un desbalance ecológico que causa daño al medio ambiente. Las innovaciones tecnológicas y los avances en productos y procesos industriales han provocado el crecimiento de esta contaminación que ya no puede ser  controlada por el medio ambiente.

Para poder controlar y remediar la contaminación del medio ambiente se crea la remediación. La remediación es la aplicación de estrategias físicas y químicas para evitar el daño y la contaminación de los suelos. Por lo tanto la Biorremedicación es  una estrategia que utiliza los organismos vivos como plantas, algas, hongos y bacterias para evitar la contaminación de suelo, agua y aire degradando los contaminantes, retirándolos, inactivándolos o atenuándolos.

La Biorremedicación depende de la presencia de microorganismos específicos en las cantidades y combinación correcta y en las condiciones medioambientales apropiadas. Los microorganismos que ya viven en ambientes contaminados están adaptados para sobrevivir en presencia de contaminantes existentes, a la temperatura, al PH y a la reducción/oxidación potencial del sitio. Estos microbios tienden a utilizar los nutrientes y aceptores de electrones que están disponibles, siempre que el agua en estado líquido esté presente. El agua también actúa como vehículo para transportar ambos microorganismos y disolver sustancias incluyendo contaminantes y sus productos derivados.

El proceso de biorremediación incluye la biotransformación y la biodegradación transformando los contaminantes en químicos menos o no peligrosos. Como por ejemplo en degradación del petróleo, hidrocarburos e insecticidas actúan los microorganismos metabolizando los químicos para producir dióxido de carbono o metano, agua y biomas. Estos microorganismos también trabajan en metales pesados como el mercurio concentrándolos en un lugar para que sean más fácil de aislarlos y retirarlos ya que los metales pesados no son biodegradables. La fitorremediación es un tipo de biorremediación que emplea las pantas para limpiar los suelos contaminados. Absorbiendo, acumulando o tolerando sustancias toxicas como pesticidas, metales pesados e incluso explosivos.

La biorremediación tiene varias ventajas por ejemplo puede eliminar la contaminación en lugares inaccesibles sin necesidad de cavar si es el caso. En el caso de derrames de petróleo que hayan penetrado en el suelo y amenacen contaminar a la capa de agua. Resulta más económico, más sencillo utilizar la Biorremedicación que cavar o incinerar estos contaminantes.

En conclusión la biorremediación es una práctica que usa microorganismos para evitar la contaminación de suelo, agua y aire. La Biorremedicación es muy importante a nivel mundial ya que el aumento de la industria provoca cada vez más contaminación a los ecosistemas naturales con derrames de petróleo y muchas sustancias toxicas que la actividad industrial desecha amenazando a la vida a animales y plantas. Por eso es necesario que hagamos algo para evitarlo. El empleo de microorganismos conocidos para el tratamiento de desechos de la industria resulta más sencillo, más económico y se usan microorganismos que pueden favorecen al suelo después por lo que esta ya es una práctica habitual en países desarrollados.
Referencias:

Anuncios